Tiempo de recogimiento

15 cosas que puedes hacer

Estamos en días difíciles, días en los que nos damos cuenta lo frágiles que somos, nosotros y nuestros sistemas de gestión. Estamos en constante preocupación revisando las noticias, redes sociales, whatsapps y charlando con amigos, familiares y compañeros de trabajo. Estamos en un momento de consciencia, en la que podemos ver cuán poco poder tenemos los humanos respecto a la vida misma.

Pero también estamos en unos días para alcanzar algún tipo de conocimiento profundo sobre nuestra humanidad, es momento de quedarse en casa y vernos como humanos, desde un punto de vista primitivo: observar como nuestros instintos están respondiendo. Donde podemos observar qué tipo de personas somos, y ya no en nuestra realidad inmediata sino también en las decisiones que tomamos desde hace tiempo. Hablan de instinto animal y reacciones primitivas y aquí hago llamamiento a los humanos, aquello que nos diferencia de los animales. Esa capacidad de razonar profundamente ¿Con qué fin?

El semáforo esta en rojo.
Paremos desde el amor: por nuestros abuelos, por nuestros vecinos y personas en riesgo.
Tenemos el poder de poner límites.

La humanidad está colapsando muchos de sus recursos, estamos basados en sistemas económicos que tienen unos intereses que la gran mayoría de nosotros desconocemos. Estamos desinformados de una visión global que no tenemos y que las redes sociales nos muestran de manera muy subjetiva. En este pica-pica de reflexión inicial quiero hacer un llamamiento a la responsabilidad y la conciencia.

Hoy se ha despertado en mi un sentimiento de patriotismo nuevo, hoy no me apetece huir de mi país, siento que me quiero refugiar en él. Más adelante no sé, hoy lo siento de esta manera. Quiero quedarme para poder protegerte, para poder ser la amiga pesada que te dice que es importante que te quedes en casa, quiero ser la chica de Instagram #yomequedoencasa y así dar un poquito de ejemplo. Quiero ser esa persona que escribe un blog y que hoy ha usado su voz para darte ideas bonitas en momentos de necesidad. Quiero ser la educadora que le dice a sus niños que sean respetuosos con los espacios personales, que sean higiénicos y que se queden en casa con la familia. Quiero ser la pareja que se entera de las precauciones, que abre debates en casa y -a él que vive conmigo- le daré un abrazo que calme. 

Y de esto va este artículo hoy, sobre qué cosas podemos hacer en este tiempo de recogimiento impuesto donde se nos pide quedarnos en nuestra cueva para respirar y proteger a los demás. No va solo de ti y de mí. Simplemente no sé cómo te afectaría la enfermedad así que me quedo en casa y no nos vemos para protegerte ante esa incertidumbre. Italia, país vecino y casi podríamos decir de nuestra familia, es el ejemplo que nos enseña el por qué de quedarnos en casa. 

Pues sin más dilaciones aquí os presento unas pocas ideas que podéis poner en práctica en la medida que cada uno quiera, sin estresarse. Tomáoslo como un momento de reconexión con uno mismo y con los de casa.

Básicos

  • Rutina: somos personas muy acostumbradas a la rutina, de hecho nos cuesta mucho vivir sin ella. En vacaciones es cuando más acostumbrados estamos a romper con sus patrones pero en situaciones como las que vivimos ahora, la rutina puede ser un calmante. Aconsejo a todo el mundo que puede quedarse en casa o que vaya a pasar más tiempo en ella que se planifique una rutina. Pensando en todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer, que siempre posponemos y que ahora tienen espacio en nuestra agenda. Mientras ejecutes esta nueva rutina, si hay alguna actividad que te hace sentir bien y quieres pasar más tiempo en ella permítelo. No hay muchas oportunidades de reconexión con nosotros mismos y que nos permitan escuchar nuestro cuerpo y deseos puesto que no vamos a salir de casa. La rutina puede ser un calmante al principio pero cuando el cuerpo y la mente se vayan acostumbrando a esta situación de recogimiento, nuestros instintos sabrán qué quieren hacer y nosotros podremos disfrutar de esta experiencia
  • Planificar: Es momento de sacar esa lista de tareas pendientes o de escribirla ahora mismo. Cosas que queríamos hacer en el hogar o pequeños compromisos personales que nos habíamos propuesto. Es momento de ponerlos uno bajo el otro y ver cuáles podemos llevar a cabo estos días.

  • Limpieza profunda: No vamos a estar a gusto en casa si no la miramos con ojos bonitos y tratamos el espacio con mimo. Aconsejo a Marie Kondo para ver el hogar desde otra perspectiva y saber como gestionarlo con amor. Vamos a pasar mucho tiempo en casa y por ello es importante que esta esté limpia y que nos sintamos a gusto entre sus paredes. Por eso una limpieza general debería estar alto en nuestra lista, ya sea por zonas, todo en un día o un poquito cada día. Cuando la casa esté limpia y bonita a nuestros ojos, estaremos más relajados con la idea de quedarnos en ella
  • Hygge: Prácticamente una de las partes más importantes de mi filosofía de vida, os aconsejo el libro Hygge: La felicidad en las pequeñas cosas de Meik Wiking. Si a nuestro hogar le ponemos música que nos guste, velas, una barrita de incienso o esencias vaporizadas lograremos una armonía muy bonita que nos llegará hasta el corazón. 

Importantes

  • Meditar: estamos recibiendo muchos inputs de información, advertencias, ordenes, críticas, consejos… Respirar es importante, mantener la cabeza bien ordenada es muy importante siempre, pero en tiempos de crisis social aún más. Por ello meditar diez minutitos, por lo menos, al día ayudaría mucho a tu rutina. Hay muchas aplicaciones que te pueden ayudar si crees que autónomamente no vas a poder: Omvana, Petit Bambou, Smiling Mind, Insight Timer, Zenfie…
  • Ejercicio en casa: en internet hay mucha información (artículos, vídeos y plantillas) con rutinas de ejercicio que puedes hacer en casa. Aventúrate en Youtube y dedícale unas pocas horas o minutos en el hogar para activar esas endorfinas. Te sentirás muy bien al terminar y reconectarás con tu interior, no olvides que bailar en ropa interior tus canciones favoritas en cualquier parte de la casa es considerado amor propio.
  • Inventario: los supermercados están saqueados y hay cola en las farmacias, pero debemos mantener la calma. No podemos dejar al resto de nuestros vecinos sin comida o medicinas, apelemos a nuestra humanidad. Aconsejo que de la mano de ordenar y limpiar la casa hagáis un inventario de los productos que consideréis básicos para el hogar. Si veis que tenéis la despensa muy vacía id al supermercado pero no arraséis con todo, es muy poco probable que nos quedemos sin comida mañana. Pero se crea caos y angustia si llegamos a un supermercado y vemos que no queda nada. Es un círculo vicioso peligroso y nada saludable. Id a comprar si os va a hacer sentir más seguros pero no dejéis a los demás sin comida. Yo por ejemplo tenía la despensa vacía así que he comprado un poco para tenerla más llena y sentirme tranquila, pero no he arrasado. Es más, he comprado poquito y cada día incluso en lugares distintos para no sembrar el pánico y permitir a los supermercados llenar las estanterías.
  • Naturaleza: es importante estar en contacto con ésta, así que es muy buena idea comprar unas pocas plantas y hacer tu oasis en casa. No solo para estos días de recogimiento, sino que también para siempre. Regar las plantas, ordenarlas, limpiarlas y mimarlas puede ser una meditación y una actividad muy agradable.

Ocio en casa:

  • Cocinar: es hora de abrir ese libro de recetas que siempre miras con recelo por no tener tiempo para usarlo. Puedes dedicarte a la cocina como una meditación con regalo final: un plato delicioso. Incluso puedes hacer conservas tu mismo y así también llenar la despensa con cosas sanas, hechas con amor, y que te han dando tiempo para meditar. Puede ser una actividad en solo o en familia, cada uno decide qué necesita más.
  • Spa: el hogar puede ser un lugar muy agradable sobre todo si seguimos la mentalidad hygge. Si vivimos solos podemos darnos masajes maravillosos a nosotros mismos. Si vivimos con compañeros de piso, familia o pareja podemos hacernos masajes los unos a los otros. Dar amor y recibirlo ayuda a que la atmosfera del hogar sea también un lugar maravilloso.
  • Cuerpo: nuestro cuerpo no siempre recibe la atención que nos gustaría. Estos días son un buen momento para hacernos mascarillas en cualquier parte del cuerpo que nos apetezca, lavarnos los dientes profundamente durante un buen rato, exfoliar la piel, depilarnos, incluso mirar con un espejo todas las pecas de nuestro cuerpo. Nunca está mal dedicarle tiempo y mimo a nuestro hogar más terrenal.
Mimarse el cuerpo es un acto de amor precioso
  • Dispositivos electrónicos: siempre digo que tengo que ordenar las fotos de mi móvil, que las tengo que pasar a mi disco duro y que tengo mil carpetas que ordenar. Este tiempo de recogimiento nos ofrece mucho tiempo para hacerlo. Además podemos dedicarnos a crear listas de música en nuestro Spotify, Itunes, SoundCloud… Podemos ordenar discos duros, redes sociales, escanear -si tienes escáner en casa- fotos que tienes miedo de perder o hacer online álbumes de fotos.

Ocio 2.0:

  1. Libros: que levante la mano quien no tiene una pila de libros por leer en la mesita, o una lista de libros recomendados en su móvil o agenda. Es el momento, chicas y chicos, de sentarnos a leer y abrir nuestras mentes a vidas nuevas.
  1. Películas: No me cabe duda que empresas como Netflix, HBO, Amazon Prime, etc. se van a forrar estos meses, pero viendo el lado positivo muchos de nosotros tenemos también una lista de películas, series y documentales que queríamos ver. Lo repito, ahora es el momento de disfrutar de esos placeres.
  2. Arte: siempre digo que el arte es el medio por el cual expresamos mucho de nuestro interior. Ahora es el mejor momento para hacer un poco de eso, de mirar nuestro interior de una manera agradable. Ya sea pintando sobre un lienzo, acuarelas, escribir un libro, una carta que nunca vas a enviar, tocar ese instrumento olvidado en una esquina, moldear con esa arcilla que compraste en verano, restaurar un mueble… No hay límites ni reglas puede ser una actividad en grupo o en familia. Simplemente disfrútalo. 

Estas son las ideas que a día de hoy se me ocurren y que comparto con vosotras/os hoy, si queréis más inspiración iré compartiendo ideas a través de mi Instagram @laiavalldeperez. Así que si os aburrís o tenéis curiosidad me podéis visitar allí.

En breve podremos salir a la calle, algunos ya se habrán acostumbrado a esta situación y le habrán visto el lado positivo. Algunos de nosotros lo habremos disfrutado a nuestra manera y saldremos con otra perspectiva sobre el mundo. También habrá personas que desearan todo el rato que esta pesadilla termine “no pasa nada todos tenemos nuestros aprendizajes en este vida y nuestros tiempos”. Pero lo que sí creo es que la humanidad va a aprender algo muy valioso: esta red humana que nos conecta a unos con otros se va a enriquecer de este aprendizaje. Saldremos de esta más unidos, con más aprendizajes y más fuertes. Esa al menos es la esperanza que tengo, que cuando salgamos de esta usemos lo aprendido para hacer del mundo un lugar mejor.

No os pongáis nerviosos, no os hinchéis a mirar noticias o redes sociales, lo justo y necesario para estar informados. Sed responsables con vosotros mismos y los demás, si podéis ayudar a vuestros vecinos en zona de peligro con pequeños detalles y, sobre todo, intentad no entrar en pánico. Acudid a vuestra humanidad y confiad en vuestro buen corazón y buen hacer.

Con amor,

Laia

Foto por Clarissa Sophie

P.D: yo estoy también intentando ser buena humana así que me siento agradecida y quiero dar las gracias por los profesionales en gestión que nos protegen, por los profesionales sanitarios que nos cuidan y por todos vosotros que sois lo que pararéis esta situación con medidas responsables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .